Cesta Ticket Bs 400.000Salario mínimo desde el 1 de Mayo 2020 Bs 400.000Reservas internacionales (US$ mm) $6.900Petroleo venezolano (US$ x Bl) $10Unidad Tributaria Bs 1.500

Estudio de Inaesin reveló que en Venezuela crece el trabajo forzoso

06/08/2020
Los venezolanos son una población especialmente vulnerable a la explotación por trabajo forzoso, de acuerdo con una investigación que lleva a cabo el Instituto de Altos Estudios Sindicales (Inaesin), en conjunto con la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB).


La labor está a cargo de Clemencia Abad, licenciada en Relaciones Industriales y especialista en Gerencia de Proyectos, responsable de la Dirección de la Escuela de Ciencias Sociales de la UCAB y de Gustavo García, doctor en Ciencias Sociales de la Universidad Simón Bolívar y quien se desempeña como vicerrector administrativo en la UCAB.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) se refiere al trabajo forzoso como «todo trabajo o servicio exigido a un individuo bajo la amenaza de una pena cualquiera y para el cual dicho individuo no se ofrece voluntariamente».

En Venezuela, la precariedad del empleo, los bajos salarios y la pérdida del poder adquisitivo colocan al trabajador en niveles muy inferiores a la canasta básica necesaria para acceder a condiciones dignas de vida. Esta situación configura un escenario en el que comienza a hablarse de la presencia de trabajo forzoso o trabajo esclavo.

El país presenta, además, una de las mayores migraciones del planeta en tiempos recientes. De acuerdo con las cifras de ACNUR -la Agencia de la ONU para los Refugiados- hasta 2019 había más de 4,7 millones personas refugiadas y migrantes de Venezuela en todo el mundo. La mayor parte de este éxodo se dio a partir de 2015, por razones políticas, sociales y económicas.

Cientos de miles de venezolanos no cuentan con documentación o permiso para permanecer regularmente en los países que han emigrado, y por lo tanto carecen de acceso formal a los derechos y servicios básicos. Por esta razón se ven forzados, en ocasiones, a desarrollar actividades laborales en condiciones de ilegalidad, que constituyen fórmulas de explotación y vulneración de derechos, llegando a encontrarse casos de incumplimiento de pagos pactados, servidumbre o inclusive la explotación sexual.

No solo los venezolanos que emigran están en condiciones de trabajo forzoso. De acuerdo con la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, el Arco Minero del Orinoco está tomado por grupos criminales que tratan con violencia a los trabajadores (son castigados con palizas, amputaciones de manos y hasta asesinados), situación que, aseguró, no ha sido investigada por las autoridades y que ha causado al menos 149 muertos desde 2016.

Igualmente existen algunas poblaciones especialmente vulnerables, como los indígenas, las mujeres (muchas veces responsables de servicios domésticos), los niños, niñas y adolescentes en situación de calle y, los privados de libertad debido a la situación de cárceles venezolanas.

Denuncias y alertas
La Comisión de Expertos de la OIT en materia de Trabajo Forzoso en Venezuela ha sido reiterativa en su requerimiento al gobierno de Venezuela (2013, 2014 y 2017) al exhortarlo a “cerciorarse que ninguna persona que exprese opiniones políticas, que se oponga pacíficamente al orden político, social o económico establecido, o que participe pacíficamente en una huelga, sea condenada a una pena de prisión en virtud de la cual se le imponga un trabajo obligatorio”.

Banca & Negocios
volver a página anterior

Compartelo