Unidad Tributaria (desde el 1 de mayo 2018) BsF 850DIPRO (Cencoex) BsF 10DICOM (Bs x US$) BsF 39.900,00Petróleo Venezolano Ys 367,34 Oro $ 34,96 (g)UCAU Bs. 10.850Salario Integral Bs 2.555.000Cesta Ticket (61 x UT) x 30 Bs 1.555.000Salario mínimo desde 1 de mayo de 2018 Bs 1.000.000Reservas Int (US$ mm) 9.665

La producción del sector gráfico sigue en descenso

12 de mayo de 2018
Los porcentajes de la última encuesta de coyuntura, son alarmantes para el gremio de las artes gráficas, la disminución del volumen de producción, los elevados costos para la reposición de inventarios y el quebranto en las importaciones, son las causas principales que están afectando a la industria.


Desde el año 2016 hasta la fecha, continúa la paralización transitoria de líneas de producción, así como el cierre temporal de algunas empresas o cambios en su jornada de trabajo, originando un aumento en forma dramática de la crisis que atraviesa la industria. La renuncia del personal por migración, es un fenómeno que también está afectando a las empresas. Sin cambio en las políticas económicas, no vamos a mejorar.

No hay productos en los anaqueles, no hay producción gráfica

La industria de las artes gráficas, siempre se había caracterizado por ser uno de los sectores con mayor capacidad y actividad en su producción, ya que forma parte del proceso productivo para la venta de productos de la canasta básica, que hoy no se ven en los comercios.

Al ser integrante de la cadena productiva como proveedor en las áreas de impresión de etiquetas, empaques, cajas y estuches, que abastecen a sectores primarios de la industria como son principalmente alimentos y medicinas, sectores transversales que tampoco están produciendo, nos han orillado a seguir en descenso en nuestros volúmenes de producción; muestra de ello son los resultados de nuestra última encuesta de coyuntura, las empresas afiliadas a la Asociación de Industriales de Artes Gráficas (AIAG), no escapan a la crisis que está arrastrando a todo el sector industrial.

Los niveles de producción más bajos de la historia

A menos del 10 % de su capacidad instalada, la industria gráfica sigue tratando de operar, según los resultados de la encuesta de coyuntura que midió el desempeño del sector en el primer trimestre de este año, comparándolo con el mismo período del año 2017, el porcentaje de volumen de producción disminuyó en un 60%, lo que indica que los niveles del sector siguen en declive, la afirmación la hace un 90% de la muestra, al sumar los resultados de las encuestas que midieron los trimestres del 2017, tenemos una industria en números rojos.

El 66% de las empresas encuestadas tienen materia prima para trabajar por un período de 30 días hasta un máximo de 60 días, motivado al extremo aumento de los precios, que está por el orden de más del 1000%, de acuerdo a lo que contestó el 93% de nuestros encuestados y el 87% de nuestras empresas están haciendo la poca reposición de inventarios, vía compras locales a través de distribuidores con precios especulativos.

Sin divisas, no hay importación

La caída de la producción se debe también a que las empresas gráficas no tienen acceso regular y efectivo a las divisas para sus importaciones, los otorgamientos en lo que va de año vía el sistema de subastas DICOM , no llega a cubrir la demanda necesaria, es pírrico y prácticamente nulo el monto asignado en caso de correr con esa suerte; además el problema que ha ocasionado las sanciones que existen hacia el gobierno venezolano, ha enfrentado a las empresas a un proceso engorroso, donde en caso de ser adjudicado en la subasta, al momento de liquidar, no se les permite la transferencia en dólares sino en euros, es decir sino tienen una cuenta en divisa europea pierden el monto asignado.

El salario se desvanece

En lo que va de año, el Ejecutivo Nacional ha decretado consecutivamente, con mes y medio de diferencia, tres aumentos del salario mínimo y del cestaticket socialista, aumentos que en horas se disuelve en las manos de los trabajadores, lejos de mejorar su poder adquisitivo, ya que la escasez de dinero en efectivo, los altos costos de los pocos productos que se encuentran de la canasta alimenticia y el tema del transporte; convirtiéndose en problemas que están afectando la poca producción que existe en las empresas, ya que no hay posibilidad de llegar puntualmente a los centros de trabajo, la crisis de electricidad, agua, telefonía e internet, también se está comenzando a sumar a los problemas de la vida diaria del trabajador venezolano, lo que repercute en su desempeño laboral.

El otro factor que está imperando es la renuncia del personal por migración, en el sector gráfico en lo que va de año hay una disminución del 23% en la nómina; fenómeno que ya no sólo se ve en profesionales que ocupan cargos administrativos, sino que está percibiéndose en los empleados de planta, que buscan reunir un mínimo de 150$, para huir por vía terrestre, en busca de mejores oportunidades, dejando a sus familiares en el país, para luego bajo la figura de remesa colaborar con los gastos de ese hogar que han tenido que abandonar.

Blanca González, Directora Ejecutiva de la AIAG, explica que la acelerada y continua subida de los precios, que tiene a Venezuela sumergida en una “Hiperinflación”, proceso que ha originado la pérdida y valor real de nuestra moneda, tampoco ayuda a levantar los niveles de producción en la industria; ella considera que mientras no exista un cambio en las políticas económicas en Venezuela, apoyo al empresario venezolano, políticas para fortalecer el parque industrial, las empresas en general y específicamente las de artes gráficas, seguirán teniendo los problemas y se verán obligadas a un cierre definitivo de operaciones. 
volver a página anterior

Compartelo