Cesta Ticket Bs 45Salario mínimo desde el 15 de Marzo 2022 Bs 130 / 15 USDReservas internacionales (USD mm) 10.734 USDPetroleo venezolano (US$ x Bl) $14,70Unidad Tributaria Bs 0,40

Impacto Fiscal del cese de operaciones: Temporal o Definitivo

Según la Real Academia de la Lengua Española (RAE), la palabra “cesar” tiene diversos significados; a saber: “suspender o acabarse una cosa. Dejar de hacer lo que está haciendo. Dejar de desempeñar empleo o cargo”.

25 de Enero de 2016

De los significados previamente indicados, el referido a: “… suspenderse o acabarse una cosa. …” nos llama poderosamente la atención, dado  a que da la noción de temporalidad.

Cesar o suspender, significa que durante un espacio de tiempo no se realizarán actividades u operaciones, en tanto que Cesar o acabar, corresponde a la finalización de actividades u operaciones. Ambas aseveraciones,  nos lleva a pensar en dos conceptos fiscales distintos: Cese temporal y cese definitivo.


El artículo 35, numeral 4º del Código Orgánico Tributario (en lo adelante COT) regula el cese definitivo y temporal, este último también denominado suspensión. Esta norma destaca éste como un hecho o acto que debe ser informado por los sujetos pasivos a la Administración Tributaria, una vez ocurra la situación que la produce o genera, vale decir, al Servicio Nacional de Administración Aduanera y Tributaria (SENIAT), Alcaldías, Instituto Nacional de Capacitación y Educación Socialista (INCES), Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS) e incluso, a la  Superintendencia Nacional Precios Justos (SUNDEE), este último respecto a los sujetos obligados conforme a lo previsto en la Ley y en las normas de rango sublegal emitidas al efecto.

Una vez cumplido por el sujeto pasivo la obligación de informar el cese de operaciones, temporal o definitivo,  la Administración Tributaria podrá:
 
  1. 1.- Actualizar su base de datos en el Registro Único de Información Fiscal (RIF), Registro de Contribuyentes o sistema interno, según sea el caso,  
    calificando al contribuyente como inactivo.
     
    2.- Darse por enterado que la obligación de presentar la declaración y pago de los tributos a que hubiere lugar concluyó.
     
    3.- Sincerar los procedimientos de fiscalización y verificación, toda vez que el derecho de revisar y auditar los deberes formales de los contribuyentes se ve limitado hasta los ejercicios o periodos en los cuales el contribuyente realizó operaciones.

    4.- Dirigir sus acciones de cobro respecto al pago de los tributos que se causaron con anterioridad a su calificación como inactivo en su sistema interno o Registro Único de Información Fiscal (RIF).

    5.- Permitir al contribuyente ceder a un tercero los créditos fiscales causados antes de cesar operaciones de forma definitiva.

     
Respecto al cese definitivo de operaciones, el deber de los sujetos pasivos  de informar a la Administración Tributaria  trae consigo la obligación de cumplir con una serie de formalidades respecto a cada tributo al cual se encontraban obligados durante el tiempo en el cual estuvieron operativos; a saber:
 
  1. 1.- Presentar la declaración de rentas de ejercicio corto, es decir, el equivalente a los meses en los cuales la empresa operó y por ende, generó rentas.

    2.- Enterar las retenciones de Impuesto sobre la Renta hasta el período o mes en el cual hizo el pago o abono en cuenta, lo que ocurra primero.

    3.- Presentar la declaración de Impuesto al Valor Agregado (IVA) hasta tanto la empresa informe a la Administración Tributaria del cese definitivo. Si la empresa no realizó ventas, prestación de servicio, importación o exportación subsiste la obligación de presentar la declaración en cero.

    4.- Si la empresa fue calificada por el SENIAT como Sujeto Pasivo Especial (SPE), presentar las declaraciones de retenciones de IVA quincenalmente hasta tanto notifique su cese definitivo. Si no realizó compras, igual subsiste la obligación de presentar la declaración en cero.

    5.- Iniciar los trámites de retiro de la patente o licencia de industria y comercio en el municipio y por ende, de desincorporación en el Registro de Contribuyentes respectivo conforme a las formalidades y requisitos previstos en la Ordenanza correspondiente.

    6.- Presentar las declaraciones de ingresos brutos correspondientes hasta tanto el contribuyente haya notificado al municipio su cese definitivo y la Administración Tributaria evaluado su solicitud, pudiendo ésta iniciar un procedimiento de verificación o fiscalización, según fuere el caso, para validar la veracidad de nueva condición. 

En cuanto al cese temporal, por tratarse de un evento de significación fiscal y por tanto, proclive a ser informado a la Administración Tributaria en los términos del artículo 35, numeral 4° del COT, requiere del cumplimiento por parte del sujeto pasivo de una serie de deberes formales  contenidos en los  artículos 6, literal f de la Providencia Administrativa Nº 0048 del 25 de julio de 2013, 15, numeral 1° de la Providencia Administrativa N° 0049 del 14 de julio de 2015, 86, literal a, numeral 1° de la Ley de Reforma Parcial del Decreto Nº 8.921 de fecha veinticuatro (24) de abril de 2012, con Rango, Valor y Fuerza de Ley de Reforma Parcial de la Ley del Seguro Social  y 155, numeral 6º del COT,  salvo lo siguiente y hasta tanto dure la suspensión:
 
  1. 1.- Presentar las declaraciones de Impuesto sobre la Renta en cero hasta tanto dure la suspensión o cese.

    2.- Presentación de las declaraciones de IVA  periódicamente en cero.

    3.- En caso de ser sujeto pasivo especial, presentar las declaraciones quincenales  de retenciones de IVA en cero.

    4.- Presentar las declaraciones de ingresos brutos, pagando el mínimo tributable previsto en la Ordenanza respectiva.

    4.- Solicitar la suspensión de la empresa en el Registro de Contribuyentes que lleve cada Administración Tributaria respectivamente.
     

En materia de tributación municipal, algunas Ordenanzas municipales señalan que para el caso del cese temporal, el contribuyente debe  notificar dicha circunstancia en el plazo previsto para ello, solicitando a su vez la suspensión de la licencia y pagando el mínimo tributable durante el tiempo en el cual se encuentra en estado de inactividad.

Podemos concluir, que tanto el cese de operaciones  temporal como el definitivo, constituyen hechos mercantiles con una significación fiscal que impacta no sólo a las personas naturales y a las empresas en su rol de contribuyentes si no también a las Administraciones Tributarias fiscales (SENIAT), parafiscales (INCES e IVSS),  municipales e incluso a la SUNDEE,  los cuales ante una economía cambiante y de profundos contrates se ha convertido en un evento notorio, quedando en cabeza de todos los participantes del sistema tributario y económico venezolano conocer y aplicar.
 


Realizado por:
María Eugenia Cova Salazar
Abogado, especialista en Derecho Tributario y Económico
LM Cova Servicios SC
Email: lmcovaserviciossc@gmail.com
mecovasalazar@gmail.com
 
 
volver a página anterior

Compartelo

Autor

MARÍA EUGENIA COVA SALAZAR

Abogado Caracas- Universidad Santa María, Post Grado Derecho Tributario mención Tributación Caracas-Universidad Santa María, Post Grado Derecho Económico Caracas, UCAB, Coautora de publicaciones Guía Práctica para la Elaboración de Libros Auxiliares de Compra y Venta del IVA, Autora de publicaciones: El IVA y los Contribuyentes Especiales como Agentes de Retención, Quiénes serán los nuevos contribuyentes del IVA, En vigencia exención del ISLR dispuesta en la Ley del Libro, Incentivos fiscales aseguran inversión foránea, Reformas tributarias, Precios de Transferencia I y II, LRRFPOTN. La Ley del perdón tributario. Directora de la Firma LM Cova Servicios SC. Profesor de Postgrado Universidad Católica del Táchira.